Beneficios del ejercicio en suspensión durante el embarazo

Ya estamos en el segundo trimestre de embarazo y todo es diferente. No solo han desaparecido (en la mayoría de los casos) las náuseas, los vómitos y el malestar, lo que dificulta muchísimo cualquier tontería de nuestra rutina diaria, sino que además nos ha entrado de repente una vitalidad, una fuerza y unas ganas de hacer cosas que, sin duda, hay que aprovechar.

El segundo trimestre del embarazo es el mejor, al menos para mí, y creo que en esto coincidimos casi todas las mujeres. Nuestra figura ha cambiado pero aún nos sentimos ágiles, así que es el momento perfecto para comenzar a practicar ejercicio físico. Éste no sólo nos ayudará a encontrarnos más felices durante nuestras semanas de gestación sino que hará que tanto el parto como el postparto sean más llevadero. Así que vamos a activarnos a la de ya porque ahora y después nos alegraremos.

Si bien es cierto que durante el primer trimestre también se puede hacer alguna actividad -éstas deben ser aún más suaves-, el segundo trimestre es el momento idóneo para empezar a trabajar los músculos que se verán implicados en el momento del parto y que te ayudarán a recuperarte mejor una vez haya nacido el bebé. Por ejemplo el suelo pélvico, la espalda o el abdomen (sí el abdomen), aunque esto lo veremos más adelante. Recuerda que el objetivo del ejercicio físico en el embarazo no es adelgazar sino estar activa, sentirte fuerte y enérgica y hacer que nuestro cuerpo gestione mejor todos los cambios que en él se están produciendo.

Pues bien, dicho todo esto, quiero hablaros de uno de mis aliados durante el embarazo para hacer deporte que es el TRX. Aunque pueda parecer que el ejercicio en suspensión durante la gestación no está recomendado por la intensidad del mismo a mí me ha ido de fábula, tan solo hay que tener en cuenta algunos puntos para llevar a cabo un entrenamiento completo y sin riesgos. Primero, el ángulo de inclinación debería ser menor para hacer las series de forma más suave, y segundo no hacer ejercicios con los que podríamos perder el equilibrio, siempre con los dos pies en el suelo y si es con alguien de apoyo mejor.

Yo estoy practicando TRX un día a la semana (entre otras tablas de ejercicio con «fitball») y lo completo con camitas de 45 minutos¿Qué ejercicios hago? Pues básicamente trabajo de pierna y glúteo con sentadillas, bíceps, tríceps y remo para espalda (para aliviar molestias cuando la tripa vaya aumentando y corregir la postura, sobre todo). Ah, y todo ello siempre con el suelo pélvico bien apretadito.

Lo ideal es hacer 12-15 repeticiones en cuatro series, siempre de forma suave y controlando muy mucho la respiración. Os puedo dejar un vídeo con mi rutina por si os interesa. Lo más importante es nunca llegar a fatigarse en el ejercicio físico, no sudar en exceso y controlar que las pulsaciones nunca sobrepasen 150 por minuto. ¡Ánimo chicas, es nuestro momento!

Look: Reebok

Sudadera: Adidas Classic

Zapatillas: Skechers

Reloj: Apple Watch serie 3

Material de entrenamiento: TRX

Fotos: Bretodó

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑